miércoles, 4 de agosto de 2010

Telares en Comitán

Hace unos días llegamos a Comitán, un poblado que se encuentra cerca de San Cristóbal de las Casas. Por casualidad (o causalidad) del destino, nuestra primera parada fue en la Casa de la Cultura Rosario Castellanos. Nos adentramos en un inmueble con un jardín precioso. Era tarde y parecía vacío, pero al final del pasillo encontramos a este maravillosos personaje: Salvador Gómez. Se dedica al telar desde que tiene 7 años. Nos explico su funcionamiento y como logran que los diseños formen diferentes figuras. Cada chalina y rebozo mide dos metros de largo (la diferencia entre estas es el ancho). Cada carrete da más o menos para siete chalinas. 
La división que utiliza entre cada una de ellas, también es parte del diseño, en este caso por ejemplo es con los colores de la bandera mexicana. (Un pedido especial del Gobernador). Cada chalina (o sea, cada dos metros) tarda aproximadamente un día completo, esto no incluye ni el corte, ni los acabados (como los flecos que llevan al final)

Este diseño lleva como base el color negro y los hilos de color blanco son los que hacen el diseño. Cabe señalar que todo es seda y si se llegara a requerir en otros colores, ellos mismos los tiñen, ya sea azul, verde, rojo, violeta o el color a su elección (o el necesario para crear el diseño). 

Un trabajo que requiere de mucha paciencia y perfección, pues si hay un pequeño detalle, éste es notorio en el trabajo final, creando un diseño chueco o incluso hasta cambiar la tonalidad de los hilos. Así que, se debe de prestar mucha atención para así no perder tiempo y dinero, pues si no se da cuenta prontamente, no tiene caso deshacerlo (por la fineza de los hilos) y es necesario tirarlos. :(

Yo la verdad no tenía mucha idea del proceso de elaboración con telares. Digamos que todo lo que sabía era por una amiga que tomó unas materias de telares en la Ibero, pero decididamente, en cuanto tenga la oportunidad tomaré un curso. ¿Qué les parece?

5 comentarios:

Monsieur Noir dijo...

Hermoso Trabajo :D

JuanP. dijo...

Te voy a contar un secreto que para nada es secreto, la mamá de mi madre, la que vendría siendo mi abuela (aunque nunca la conocí, historia trágica) es de este lugar comitán, fuimos una vez a conocerlo, está muy lindo aunque no lo pudimos conocer todo, me llevo un bonito recuerdo, estos telares son impresionantes, es la vieja técnica, y es como todo, el trabajo a mano vale más que lo que hace una máquina de las del día de hoy.

Saludos! (n_n)

Anónimo dijo...

Nice post and this mail helped me alot in my college assignement. Gratefulness you as your information.

eLeNa fLores dijo...

=)
Lindos, gracias por sus comentarios. Y bueno, Juanito, ahora sabemos que en tu sangre corre tradición Chiapaneca. ¡vientos huracanados!
El anonimo hubiera dejado un mail, un blog, algo para seguri en contacto. Aunque está bien que le sea de utilidad el post.

Anónimo dijo...

Hola:
Soy de San Luis Potosí, y trabajo criando gusanos de seda, aquí cerca hay un municipio (Santa María del Rio) donde se elabora el rebozo de seda, y estan tratando de introducir los telares de banco, en estos momentos estan batallando por un peine fino para utilizarlo, no se si ustedes pudieran orientarlos donde conseguir ese tipo de peine. mi correo es: cam_luiz91@yahoo.com.mx, en verdad que es muy interesante lo que publican acerca del telar y su uso FELICIDADES.